Restaurar una mesilla antigua

Por fin he terminado de restaurar la mesilla antigua, la que hace juego con el cabecero que restauré hace unas semanas. La verdad es que se me ha hecho largo porque lo he ido dejando y no veía forma de terminarlo ya que no encontraba el pomo adecuado para la puerta de la mesilla. He estado en un montón de ferreterías y tiendas de bricolaje  pero no daba con el adecuado, en realidad todavía no lo he encontrado pero este era el que más me gustaba de todos los que he visto. Si en algún momento encuentro otro que me guste más y que pegue más con los pomos del armario lo compraré y lo pondré.

Restaurar una mesilla antigua: antes

Antes

Centrémonos en restaurar la mesilla:

  • Limpiar la mesilla.
  • Desarmar la mesilla, es decir, desmontar la puerta y quitar el cajón.
  • Pegar con cola de carpintero las partes de la mesilla que están despegadas.
  • Como la mesilla tenía las patas dañadas por la carcoma, aunque ahora mismo ya no tiene por que se trato para la carcoma en su momento. Aun así por si acaso le di una capa con un producto para protegerlo de la carcoma y de la humedad (le di con Xilamon).
  • Limpiar las bisagras de la puerta con lana de acero y una mezcla de pimentón, limón y vinagre (tiene que salir una pasta) y frotar mucho para quitarle el oxido y darles brillo. A continuación las secamos bien y las barnizamos con barniz para metales.
  • Después pinte  con Chalk Paint blanco, la misma que utilice con el cabecero y también se me volvió a craquelar en algunas partes (no me importa mucho ya que se queda bien, muy casual jejeje).
  • Además a la mesilla le añadí una estantería que también pinte de blanco ya que la original de la mesilla hace muchos años que se rompió (yo la he conocido toda mi vida sin leja).
  • Aplicamos cera al mueble por fuera salvo a la parte de arriba de la mesilla que la he barnizado ya que es una superficie que con mucho uso y tiene que ser más resistente a los golpes (por si ponemos algún vaso y la mojamos o dejamos caer algo fuerte). El interior del mueble también lo barnice ya que quería dejarlo del color original.
  • Por último montamos la mesilla, colocamos la bisagras y la puerta bien niveladas, el pomo, el imán para  sujetar la puerta para que no se abra y  ponemos en su sitio el cajón y la estantería.

Este es el resultado final:

Restaurar una mesilla antigua: después

Después

Restaurar una mesilla antigua

El pomo

Ahora ¡a por el armario! Eso si que ya no sé para cuando lo tendré terminado espero que para antes del 2015 ;D

2 comments

  1. Estrellas de Web says:

    Me gusta mucho el tutorial, muy explicativo, pero las fotos … no se que ocurre con tu blog que yo no puedo ver las fotografías. Una pena. En un post anterior también me paso y cuando vi tu respuesta volvi a mirarlo pero nada las fotos no las veo, No tengo ni idea porque será. Feliz fin de semana. 🙂 🙂 Bss.

    EW

    • admin says:

      Ya he descubierto que no es solo cosa tuya, probé en otro ordenador (con uno con el que no trabajo) y tampoco se veían las fotos. ¡Menudo disgusto! Solo ocurre con las entradas antiguas (54 entradas), creo que tiene que ver con el cambio de dominio. La semana pasada pensaba que tenía que ver con unos plugins que estaba probando, pero no.
      En esta entrada en cuestión, a mi la única foto que no se veía era la última, la que en la leyenda pone pomo ¿te ocurría a ti igual? (cruzo los dedos para que sea que sí!!! 54 entradas X 3 fotos en cada una aprox. son 162 a cambiar)
      Muchas gracias por tener la valentía de comentar que las fotos no se ven, sino no me hubiera enterado.
      Besitos

Deja un comentario