Pizarra magnética

Hola, ¿Cómo han ido las vacaciones? Las mías genial, me he ido de viaje, he descansando y he aclaro la mente y tomado decisiones vitales importantes. Una de ellas es la de seguir con el blog, y he hecho algunos diy; como el de hoy una pizarra magnética.

Sé que desde abril he estado desconecta de los post pero estaba cansada y un poco desilusionada. Pero tras el verano todo lo veo de otra manera y me apetece mucho volver a publicar.

Esta pizarra magnética, es un proyecto que me rondaba la cabeza desde hace tiempo, es una versión mejorada de mi primer panel magnético (no sé si esta se debería llamar pizarra??). De hecho el proceso de diseño de la pizarra magnética ha sufrido muchos cambios desde su inicio ha ganado elementos y ha perdidos otro.

Como hacer una pizarra magnética

Los materiales para realizar la pizarra son: pintura magnética, una tabla de madera fina, pinceles pintura chark paint, corcho y vinilo o pegatinas.

Materiales

Primero hay que lijar suavemente la superficie a pintar con la pintura magnética para eliminar las posibles astillas. Limpiamos con un paño.

El segundo paso es opcional, decidí a hacer unas reservas con vinilo para crear contrastes de texturas. Así que pegue hexágonos de vinilo en la madera.

Continuamos dando una capa de imprimación a la madera, para que se adhiera bien la pintura magnética.

El tercer paso sería pintar con la pintura magnética. La pintura de imán que he utilizado lleva virutas magnéticas, por lo que nunca tendré un resultado pulido o liso. (La pintura es del Lidl no sé si otras marcas tendrán un acabado más fino).Pintamos la madera siguiendo las instrucciones del envase. Aplique 4 capas, cada una de ellas en sentido contrario al anterior. Como el resultado no me agradaba, ya que era una textura muy rugosa. Decidí lijar con una lija de grano fino.

Aplicamos pintura chalk para poder escribir en nuestra pizarra. La primera capa de pintura fue en spray, por ir más deprisa, pero no quedo bien (porque seguía siendo muy rugosa, si parecía gotelé!!). Asique al final me cambien a una chalk paint de pincel siendo el resultado mucho mejor y quedando más liso. (Claro la pintura es más densa y cubre más).

Para terminar despegamos las pegatinas de vinilo con mucho cuidado de no estropear la pintura ni la madera. Como detalle opcional pegue un corcho en forma de hexágono en la parte inferior de la pizarra. Un truco para evitar que se desgrane el cocho es poner cola en todo el perímetro.

Pizarra magnética¿Qué os parece? A mí me encanta el resultado.

Deja un comentario